REPRESENTANTE LEGAL DE SOCIEDAD PUEDE SER EL GERENTE, PRESIDENTE, DIRECTOR

Oficio SUPERSOCIEDADES 220-181919 Del 19 de Diciembre de 2012

 

Ref.: Radicación 2012- 01- 317663

 

El representante legal de una sociedad puede ser el gerente, presidente, director etc., según se haya previsto en los estatutos.

 

Aviso recibo del escrito en referencia, a través del cual formula la siguiente pregunta. ¿Si la Junta Directiva de una sociedad anónima nombra un representante legal, se entiende que esta persona es nombrado también como Gerente, teniendo en cuenta que en los estatutos de la sociedad se realiza la diferencia entre ambos cargos (Representante legal y Gerente), estableciendo que el Gerente de la sociedad tendrá principalmente el ejercicio de las funciones atribuidas al representante legal, pero en ningún aparte se establece que el representante legal debe ser Gerente de la sociedad, sumado a que las sociedades anónimas pueden tener múltiples representantes legal sin que exista el requisito sine qua non de ostentar a su vez calidad de Gerente de la sociedad”.

 

Para resolver su inquietud se precisa tener en cuenta que el representante legal de una sociedad es la persona a través de la cual la compañía es sujeto de derechos y obligaciones, por lo que puede ser demandada o actuar como demandante; a través de sus actuaciones y gestiones se vincula la sociedad al mundo jurídico. En el artículo 633 del Código Civil clara y expresamente se lee que la persona jurídica es “…. una persona ficticia, capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser respetada judicial y extra judicialmente", de donde se concluye que las personas jurídicas o morales actúan a través de personas naturales, conforme las atribuciones, facultades y restricciones estipuladas en el Ordenamiento Mercantil y/o el contrato de sociedad. (Arts. 110 numeral 6 y 196 ibídem):

 

Viene al caso, para mayor ilustración, traer a colación algunos apartes del Oficio SL- 7717 de 22 de marzo de 1991, oportunidad en que la Entidad expresó “(….) Como es bien sabido la sociedad constituye una persona distinta de los socios individualmente considerados, y como tal puede ser sujeto de derechos y obligaciones; sin embargo por tratarse de una persona jurídica no pasa de ser una ficción jurídica que carece de entidad material y que por consiguiente requiere de la vinculación de personas naturales y capaces que la representen y que puedan interactuar en su nombre en el mundo comercial.

 

Es por ello que en toda compañía opera como órgano social el de la representación legal, encargado principalmente de la función vinculante de aquella en el mundo externo, órgano que…. puede radicar en un gerente,….. caso en el cual, en los estatutos deberán indicarse las atribuciones y facultades del mismo, acorde con los artículos 110 numeral 6 y 196 ibídem y a falta de las mismas, se entenderá que podrá "celebrar o ejecutar todos los actos y contratos comprendidos dentro del objeto social o que se relacionen directamente con la existencia y el funcionamiento de la sociedad"…….

 

Una primera conclusión alude a que los alcances de la representación legal y por ende la capacidad de las personas que la ejerzan, se determina con base en los parámetros fijados en los estatutos sociales, estos a su vez, ceñidos a los lineamientos legales.

 

Es precisamente por la importancia de la institución de la representación legal por lo que normalmente se acostumbra a buscar fórmulas que eviten que la compañía, en un momento dado, pueda quedar acéfala en lo que a su representación se refiere, entre las cuales se encuentra la de atribuirla a más de una persona de forma tal que estas puedan actuar conjunta o separadamente o la de crear una suplencia que se haga efectiva cuando por algún motivo el titular no pueda actuar, esta última, la que si bien no está consagrada en el caso de la sociedad limitada, tiene plena viabilidad en la misma, no solo por que no exista disposición legal que así lo impida, sino por simple aplicación del artículo 440 del Estatuto Mercantil…..

 

(….)”.

 

De lo expuesto, legalmente constituida la sociedad surge a la vida jurídica un ente con capacidad para ejecutar actos y celebrar los contratos comprendidos en el objeto social para lo cual es constituida, pero para ello obviamente requiere de una persona física que los ejecute a nombre de la sociedad, lo que da lugar a la figura de la representación legal de luna empresa.

 

En torno a su inquietud, será representante legal de la sociedad la persona que de acuerdo con los estatutos sociales tenga la capacidad legal para actuar a nombre de la compañía, que de acuerdo con la estructura de la compañía y distribución interna de las funciones puede concurrir con el cargo de gerente, según se haya previsto en el contrato social. En otra oportunidad de manera expresa la Entidad ha dicho “Dentro de la organización societaria, existen varios órganos, entre ellos, podemos destacar el de representación que es el encargado de representar a la sociedad con proyección especialmente externa o sea, ante terceros.

 

El representante legal puede denominarse de varias formas como gerente, presidente, director, etc., cuya función principal, es sin duda, la de actuar a nombre de la sociedad frente a terceros, como si fuera ésta quien actuara. En el ejercicio de las funciones debe sujetarse en un todo a la ley y a los estatutos, entendiéndose, que a falta de estipulación estatutaria se entiende que dicho funcionario se encuentra en capacidad de celebrar o ejecutar todos los actos y contratos comprendidos dentro del objeto social o que se relacionen en forma directa con la existencia y funcionamiento de la compañía”. (Oficio 220- 40514 de 30 de julio de 1998).

 

Con relación a la existencia de varios representantes legales, con fundamento en el Art. 440 del C. de Co., la Entidad ha manifestado “…. distinta es la situación que se presenta cuando la sociedad decide estatutariamente crear varios cargos de representación legal para atender los distintos ramos de la actividad social, vale decir, uno para el área jurídica, otro para la tributaria, otro para la financiera, según las necesidades de la empresa; en este evento quienes sean designados, pueden actuar en su condición de principales al mismo tiempo, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 440 ibídem, comoquiera que la alternativa escogida estatutariamente, coincide con la de tener más de un representante legal, con su respectivo suplente.

 

En el ejemplo planteado, los estatutos deberán señalar expresamente las funciones que cada uno de los representantes legales designados tienen, a fin de que los terceros conozcan mediante la consulta del registro mercantil, la medida de su capacidad y la facultad de vincular válidamente a la compañía” (Oficio 220-031107 de 2 de julio de 2002).

 

Conforme todo lo antes expuesto, si de la lectura integral de los estatutos de una sociedad no se observa claridad respecto de quien ostenta la representación legal de la compañía, lo que procede es la modificación o aclaración de las cláusulas sociedades, decisión que deberá ser adoptada conforme el quórum y mayorías previstas en los estatutos de la compañía para las reformas estatuarias.

 

 

En los anteriores términos se ha dado respuesta a su escrito, no sin antes manifestarle que los efectos son contemplados en el artículo 28 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

 

Para mayor información e ilustración sobre temas societarios, se sugiere consultar la página de Internet de la Entidad (www.supersociedades.gov.co) o examinar los libros de Doctrinas y Conceptos Jurídicos y Contables publicados por la Entidad.
 
 

Super - Sociedades: