TÉRMINO DE CORRECCIÓN DE ERRORES DE ARRASTRE DE SALDOS A FAVOR DEL PERÍODO FISCAL ANTERIOR EN LAS DECLARACIONES QUE REGISTRAN PÉRDIDAS

 

                   CONSEJO DE ESTADO

 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Bogotá, D. C., cinco (05) de mayo de dos mil dieciséis (2016)

RADICACIÓN No. 250002337000201200106 01

 

   

CONSIDERACIONES DE LA SALA

(....)

 

 Término de corrección para el arrastre de saldos a favor omitidos.

 

2.1. El apelante considera que los errores u omisiones en el arrastre de saldos a favor son de carácter formal en tanto no afectan la determinación del tributo.

 

Por consiguiente, la sociedad podía corregir esas inconsistencias conforme con el procedimiento dispuesto en el artículo 43 de la Ley 962 de 2005. Es decir, en cualquier tiempo dentro del término de firmeza de las declaraciones tributarias, que por registrar pérdidas fiscales, era de 5 años.

 

2.2. Según la Administración, la solicitud de corrección de la sociedad no pretende enmendar un error de carácter formal, sino la configuración de un nuevo saldo a favor, para lo cual existe trámite especial en el artículo 589 del Estatuto Tributario.

 

2.3. Para efectos del presente análisis, es importante precisar que cuando se genera un saldo a favor en la declaración tributaria, una de las opciones que el contribuyente tiene es arrastrar o llevar ese saldo en la siguiente declaración[1], para generar un nuevo saldo a favor susceptible de devolución, compensación o imputación posterior.

 

Si el saldo a favor no es arrastrado en la siguiente declaración, sea por omisión o por error del contribuyente, este cuenta con la alternativa de corregir esa liquidación privada - la declaración del período siguiente en que se originó el saldo a favor-, para que así tenga la posibilidad de arrastrarlo en las declaraciones futuras.

 

Para tal efecto, la normativa tributaria le concede determinados procedimientos, que dependen de la corrección que el contribuyente pretenda realizar.

 

2.3.1. Los artículos 588 y 589 del Estatuto Tributario contemplan el procedimiento para las correcciones que impliquen (i) aumentar el impuesto o disminuir el saldo a favor, o (ii) disminuir el valor a pagar o aumentar el saldo a favor, respectivamente.

 

Así, cuando se pretenda aumentar el impuesto o disminuir el saldo a favor, el artículo 588 dispone que el declarante podrá modificar la declaración dentro de los dos años siguientes al vencimiento del término para declarar y antes de que se haya notificado requerimiento especial o pliego de cargos.

 

Y, en los eventos en que se disminuya el valor a pagar o aumente el saldo a favor, el artículo 589 estableció que la corrección debe realizarse en el año siguiente al vencimiento del término para declarar.

 

La Facultad de corrección[2], en todo caso, debe ejercerse dentro del término de firmeza de las declaraciones tributarias, esto es, antes de que venza el plazo general previsto en el artículo 714 del Estatuto Tributario -2 años siguientes a la fecha de vencimiento para declarar, o el especial, contemplado como excepción[3], para las declaraciones tributarias en que se determinan o compensan pérdidas fiscales -5 años a partir la presentación de la liquidación privada-.

 

Todo, porque la ley tributaria estableció el término de firmeza no solo para que el ente fiscal ejerciera válidamente la facultad de revisar y modificar las declaraciones tributarias, sino también como un límite a la facultad de corrección de los contribuyentes regulada en los citados artículos 588 y 589, pues, una vez adquiere firmeza la declaración tributaria, esta se torna inmodificable e incontrovertible tanto para la Administración como para el contribuyente.

 

Es por eso que la solicitud de corrección para aumentar o disminuir la carga tributaria o el saldo a favor debe presentarse dentro de los términos dispuestos en los artículos 588[4] y 589 del Estatuto Tributario, y siempre que no haya operado el término de firmeza general o especial de la declaración tributaria.

 

 

2.3.2. Por su parte, el artículo 43 de la Ley 962 de 2005 “Ley antitrámites”[5] contempla un procedimiento para corregir los errores de imputación de saldos a favor en las declaraciones tributarias, pero únicamente cuando se trate de inconsistencias que no resulten relevantes para definir de fondo la determinación del tributo.

 

Dicho trámite, como lo ha precisado la Sala[6] puede realizarse en cualquier tiempo dentro del término de firmeza de las declaraciones tributarias.

 

Todo, con la finalidad de que prevalezca la verdad real sobre la formal y racionalizar los trámites y procedimientos administrativos, pues, no puede perderse de vista que el objeto de esta ley fue suprimir los trámites innecesarios relativos a las correcciones y/o omisiones de carácter meramente formal[7].

 

Al tener ese contenido estrictamente formal, es claro que la ley no tiene por finalidad alterar los derechos sustanciales ya establecidos a favor o a cargo de los contribuyentes.

 

2.3.3. Como se observa, el procedimiento contemplado en el artículo 43 de la ley antitrámites solo se aplica para corregir errores formales y no los relativos a la disminución o aumento del saldo a favor, por cuanto, para ello en el Estatuto Tributario existe una regulación específica en los artículos 588 y 589 que establecen el procedimiento que debe adelantarse para tales efectos[8].

 

Es por eso que cuando se trate de corregir errores en el arrastre de saldos a favor de períodos anteriores que impliquen la disminución o el aumento del saldo a favor en una declaración tributaria, el procedimiento aplicable es el señalado en los artículos 588 y 589 del Estatuto Tributario.

Así lo entendió la Sala[9], cuando declaró ajustado a derecho el Concepto DIAN 39724 del 29 de mayo de 2007[10], doctrina oficial de la Administración, que además, sirvió de sustento al acto aquí demandado[11]. En la citada providencia se dijo:

 

[E]l procedimiento especial, establecido en el artículo 43 de la Ley 962 de 2005, para la corrección de omisiones o errores de imputación o arrastre de saldos a favor del período anterior sin solicitud de devolución y/o compensación, se sujeta al establecido en el artículo 589 del Estatuto Tributario, con la advertencia, que la solicitud de corrección debe presentarse dentro del año siguiente al vencimiento del término para presentar la declaración en la cual se pretende imputar el saldo a favor, o dentro del año siguiente a su corrección.

 

 

El artículo 589 del Estatuto Tributario, norma que se encuentra vigente, no puede dejar de ser aplicada por cuanto lo que se busca es determinar un nuevo saldo a pagar o un nuevo saldo a favor; por lo cual no debe pasarse por alto que estas correcciones deben surtirse dentro del término del año

 

Bajo ningún aspecto puede considerarse que la Ley 962 de 2005, en su artículo 43, reformó o derogó la vigencia de las normas especiales de carácter tributario, toda vez que el alcance de la ley antitrámites, fue el de suprimir trámites innecesarios, relativos a corrección y/o omisiones de carácter meramente formal, y no de índole sustancial que impliquen corrección de fondo de la declaración, por cuanto para ello, y la forma de corregir las declaraciones que disminuyen el valor a pagar o que aumentan el saldo a favor del contribuyente, existen las normas especiales que regulan el procedimiento que debe adelantarse para tales efectos; el propósito de la ley, no fue dejar sin efecto la perentoriedad de los términos para el ejercicio del trámite”.

 

 

2.3.4. De acuerdo con las consideraciones expuestas, la Sala concluye que:

 

-       La corrección de errores u omisiones en el arrastre de saldos a favor de períodos anteriores, que impliquen disminuir o aumentar el saldo a favor, debe realizarse en el término dispuesto en los artículos 588 -2 años- y 589 -1 año- del Estatuto Tributario, respectivamente.

 

-       La Ley 962 de 2005 atiende a la corrección de errores de carácter formal, con la finalidad de suprimir los trámites innecesarios previstos para enmendar esa clase de errores y no los procedimientos establecidos de forma especial en la normativa tributaria.

 

-       Es por eso que la corrección de errores de arrastre de saldos a favor de períodos anteriores debe sujetarse a los términos dispuestos en los artículos 588 y 589, siempre que se pretenda determinar un nuevo saldo a favor.

 

-       En ambos casos – artículos 588 y 589 del E.T. y, 43 de la ley antitrámites- la facultad de corrección debe ejercerse dentro del término de firmeza general o especial de las declaraciones tributarias.

 


[1] Artículo 815 del Estatuto Tributario. Otras de las opciones con las que cuentan los contribuyentes que liquiden saldos a favor consisten en imputarlo al pago del tributo del período siguiente, o solicitarlo en devolución y/o compensación en los términos dispuestos en los artículos 816 y 850 ibídem -2 años después de la fecha de vencimiento del plazo para declarar-.

[2] La Sala ha precisado que  el plazo para realizar las correcciones voluntarias - un año o dos, según sea el caso-, también se cuenta desde la última corrección realizada, en tanto los artículos 588 y 589 del Estatuto Tributario prevén la posibilidad de que exista corrección a la última corrección presentada.

 

[3] La Sala en sentencia del ---, C.P. Dr. Jorge Octavio Ramírez, expediente No. 20186, precisó que el artículo 147 del Estatuto Tributario estableció una excepción al término general de firmeza de las declaraciones tributarias, pero no a la facultad de corrección de los contribuyente regulada de forma específica en los artículos 588 y 589 del E.T. Por tanto, se concluyó que las corrección de las declaraciones que registren o compensen pérdidas fiscales debe realizarse dentro del término dispuesto en los artículos 588 y 589 ibídem, siempre que no hubiere vencido el plazo de firmeza especial contemplado para este tipo de declaraciones tributarias -5 años-.

[4] El artículo 588 del Estatuto Tributario, a diferencia del 589 ibídem, no exige solicitud de corrección, por lo que la declaración de corrección se presenta en bancos.

[5] “Por la cual se dictan disposiciones sobre racionalización de trámites y procedimientos administrativos de los organismos y entidades del Estado y de los particulares que ejercen funciones públicas o prestan servicios públicos”.

[6] Sentencia del 19 de agosto de 2010, C.P. Dr. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas, expediente No. 16707.

[7] Gaceta del Congreso 678 del 12 de diciembre de 2003, Ponencia para primer debate al Proyecto de Ley 014 de 2003 Cámara de Representantes, Pág. 1.

[8] En igual sentido, se pronunció esta Sala en sentencia del 11 de junio de 2014, C.P. Dr. Jorge Octavio Ramírez, expediente No. 18846.

[9] Sentencia del 5 de diciembre de 2011, C.P. Dra. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez, expediente No. 17545.

[10] Este concepto precisó el procedimiento para corregir los errores u omisiones de imputación o arrastre de saldos a favor del período anterior en el sentido que “la Administración podrá de oficio o a petición de parte, corregir las omisiones o errores de imputación o arrastre a los que se refiere la Ley 962 de 2005, dentro del año siguiente al vencimiento del término para presentar la declaración en que se pretende imputar el saldo a favor, o dentro del año siguiente a su corrección. En todo caso, esta corrección solo podrá efectuarse dentro del término de firmeza de la declaración objeto de corrección”.

[11] Fl. 1 c.a.

 

Consejo de Estado: 

Actualidadd: