LA LEY DETERMINA LAS ATRIBUCIONES DE LOS ASOCIADOS Y DE LA JUNTA DIRECTIVA

 

OFICIO SUPERSOCIEDADES 220-118991 DEL 29 DE JULIO DE 2014

 

LA LEY DETERMINA LAS ATRIBUCIONES DE LOS ASOCIADOS Y DE LA JUNTA DIRECTIVA.

Aviso recibo del escrito en referencia, a través del cual formula la siguiente consulta: "…. como puedo proceder para exigirle resultados a la Junta Directiva de una sociedad de economía mixta, de la que soy socio minoritario, no tenemos ninguna representación y el socio mayoritario quiere liquidar la empresa".

De plano debo manifestarle que no existe procedimiento o acción legal alguna prevista en el Ordenamiento Mercantil encaminada a que algún accionista, minoritario o no, de manera personal e independiente pueda exigirle resultados, aunque no indica sobre qué aspecto, a la junta directiva o alguno de sus miembros.

La conclusión expuesta, con fundamento en la siguiente preceptiva:

- La junta directiva es un cuerpo colegiado por lo que sus actuaciones y/o gestiones obedecen a decisiones adoptadas en el seno de reuniones debidamente convocadas por ella misma, el representante legal, el revisor fiscal o por dos de sus miembros que actúen como principales, oportunidades en las que deliberará y decidera válidamente con la presencia y voto de la mayoría de sus miembros, si estatuariamente no se ha previsto un quórum superior (Art. 437 Cód. de Co.); con "….. atribuciones suficientes para ordenar que se ejecute o celebre cualquier acto o contrato comprendido dentro del objeto social y para tomar las determinaciones necesarias en orden a que la sociedad cumpla sus fines", a menos que estatuariamente se hayan previsto facultades y atribuciones particulares y concretas para la misma (Art. 110, Núm. 6 concordante con el 438 Cód. Ib.).

Al respecto, mediante Oficio 220-57325 de octubre de 1997, esta Superintendencia ha expresado: "(….)

Si bien es cierto que la Ley 222 de 1995 en su artículo 24 amplió la responsabilidad de los administradores hasta el punto de exigir la diligencia de un buen hombre de negocios, no por ello está autorizado un miembro de la junta directiva para actuar en forma independiente y separada del órgano social al que pertenece, por cuanto éste tiene carácter colegiado lo que obliga a que sus actuaciones obedezcan a decisiones adoptadas por la junta directiva como órgano social.

(….)".

- De acuerdo con el artículo 22 de la Ley 222 de 1995, los miembros de la junta directiva son administradores, razón por la cual en su gestión deben obrar conforme a los principios de buena fe, lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios y observar, en cumplimiento de los deberes que legal y contractualmente le corresponden, que se cumplan las disposiciones legales y estatutarias, entre otros. Es de señalar que

dada la importancia y la transcendencia que el cargo impone, los administradores son responsables solidaria e ilimitada por los perjuicios que por dolo o culpa ocasionen a la sociedad, a los socios o a terceros (Arts. 23 y 24 Ley Cit.).

Sumado a lo expuesto, también se precisa informarle que los administradores de las sociedades comerciales, asumen obligaciones frente a la sociedad en la que prestan sus servicios, a manera de ejemplo se destaca lo siguiente:

Cualquiera que sea el tipo de sociedad, esto es, por acciones, cuotas o partes de interés, sin que interese si se trata de una sociedad de economía mixta o privada, a ellos corresponde la preparación y presentación, entre otros documentos e información: i) el balance de fin de ejercicio y las notas; ii) el proyecto de distribución de utilidades, si las hubiere, y iii) el informe de gestión documento que debe elaborarse en la forma y términos señalados en los artículos 46 y 47 de la Ley 222 de 1995 concordante con el artículo 446 del Código de Comercio, que serán puestos a consideración del máximo órgano social en su reunión ordinaria, para su aprobación o improbación.

Vale mencionar que el informe anual, sino se ha previsto otro corte de ejercicio en los estatutos sociales, está orientado a informar a los asociados acerca de la evolución de los negocios de la compañía, la situación jurídica, económica y administrativa de la sociedad durante el último ejercicio social. En otras palabras, con el informe de gestión se ilustra a todos los asociados sobre las actividades operacionales y las gestiones que durante el último ejercicio social realizaron los administradores de la compañía en interés de la sociedad, que obviamente puede ser cuestionado, debatido y discutido por los asistentes en la reunión, a la par que será obligación de los administradores la atención a los mismos y la resolución a las inquietudes que de él surjan.

Cómo puede observarse, mientras a los miembros de la junta directiva no le está permitido resolver inquietudes ni dar información a ningún asociado que individualmente lo solicite, ni aun en su calidad de miembro de dicho órgano social está facultado para inspeccionar, examinar o solicitar a su arbitrio información, revisar papeles o libros de la sociedad, "pues tratándose de una atribución conferida al referido órgano social, la misma debe ser ejercida por éste como cuerpo colegiado, con sujeción a las reglas previstas en los estatutos y la ley, particularmente las que aplican en materia de mayorías. (Oficio 220- 038989 del 13 de julio de 2006), desde la perspectiva de los asociados el artículo 379 del Cód. de Co. determina los derechos que el legislador le otorga a quienes ostentan la calidad de socios o accionistas de las sociedades comerciales, atribuciones y facultades que complementan y confirman lo que aquí se concluye. Es así que del numeral 1º del citado artículo se desprende que es al interior de una reunión del máximo órgano social el escenario dentro del cual podrá hacer las exigencias o solicitar explicaciones sobre los resultados o gestiones que adelanta la administración en favor de los intereses de la sociedad y de los accionistas de la misma.

En cuanto a lo expresado en el escrito, según el cual el socio mayoritario quiere liquidar la empresa, es preciso advertirle que la disolución y la consecuente liquidación de una sociedad es una reforma al contrato social que como tal impone que una decisión en tal

sentido deba ser adoptada por el máximo órgano social, debidamente convocado para ese efecto, con las mayorías especiales previstas en los estatutos o en la ley para las reformas estatutarias, sin que sea necesaria la formalidad de escritura pública, bastando para ese fin la inscripción en el registro mercantil del acta donde conste tal decisión adoptada suprimida por el artículo 24 de la Ley 1429 de 2010, pero adoptada con el voto favorable, si se trata de sociedad de responsabilidad limitada, de un número plural de socios representantes del 70 % del total de cuotas sociales (Art. 360 Código de Comercio); si se trata de sociedad anónima, por la mayoría de los votos presentes (Art. 68 Ley 222 Ib.), a menos que estatutariamente se prevean mayorías superiores a las señaladas en las normas antes citadas.

Finalmente, resulta pertinente traer a colación apartes de Oficio 220- 002805 de 31 de enero de 2002, que le permitirá mayor conocimiento acerca de derecho del accionista minoritario en la elección de la junta directiva, oportunidad en que la Entidad frente a los interrogantes "1. Cuál es el procedimiento a seguir para elegir la junta directiva?.

2. Si al prever los estatutos el sistema del cuociente electoral debe entenderse que por lo menos en la junta directiva debe haber algún representante de los asociados minoritarios.

3. Como se puede garantizar la participación de los accionistas minoritarios en la Junta Directiva?", expresó:

".…en primer término es preciso observar que el procedimiento del cuociente electoral previsto en los artículos 197 y 436 del Código de Comercio, para integrar la junta directiva en una sociedad, es de carácter imperativo; por lo tanto, siempre que se trate de elegir a dos o más personas para integrar una misma junta, comisión o cuerpo colegiado se debe aplicar este sistema, excepción hecha de los casos en que las vacantes se provean por unanimidad, como lo advierte el inciso tercero del citado artículo 197.

Lo anterior, toda vez que la administración del ente societario por medio de la integración de juntas directivas, tiene como finalidad no solo obtener la colaboración de varias personas para cumplir este encargo, sino que tales cuerpos colegiados estén conformados por representantes de los diversos grupos o tendencias que existan en el seno de la asamblea general, en aras a lograr que el voto sea eficaz no solo para aprobar e improbar las cuentas de fin de ejercicio, sino para designar las personas que orienten los negocios de la sociedad, conforme al querer de la mayoría.

Por lo anterior, en la elección de la junta directiva, tanto los accionistas mayoritarios como los minoritarios tienen el derecho de presentar sus respectivas planchas, a fin de que mediante su participación por virtud de la aplicación del sistema del cuociente electoral, se vean reflejados sus intereses en las decisiones de la junta directiva, lo cual presupone que los socios minoritarios conozcan sus derechos y los ejerzan.

(….)". (Destacado nuestro).

En los anteriores términos se ha dado respuesta a su escrito, no sin antes manifestarle que los efectos son contemplados en el artículo 28 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

Para mayor información e ilustración sobre estos temas y otros societarios, se sugiere consultar la página de Internet de la Entidad (www.supersociedades.gov.co) o examinar los libros de Doctrinas y Conceptos Jurídicos y Contables publicados por la Entidad.

Super - Sociedades: