NO ES VIABLE CAPITALIZAR UNA CUENTA POR PAGAR DE UNA SUCURSAL CON LA CASA MATRIZ EN EL EXTERIOR

 

OFICIO 220-227328 DEL 18 DE DICIEMBRE DE 2013

ASUNTO: NO ES VIABLE CAPITALIZAR UNA CUENTA POR PAGAR DE UNA SUCURSAL CON LA CASA MATRIZ EN EL EXTERIOR.

Me refiero a su comunicación radicada con el número 2013-01-435962, mediante la cual solicita emitir un concepto jurídico relacionado con la inversión suplementaria de las sociedades comerciales en Colombia, cuyo valor debe ser incluido en una cuenta especial que se denominará en el balance como tal. Adicionalmente, dispone que tales inversiones están sujetas al régimen del capital asignado, de donde resulta claro que las sumas que conforman la inversión suplementaria deben entenderse comprendidas dentro del concepto genérico de capital.

Con base en lo anterior, pregunta:

"…

1. ¿Cuáles son las posibles fuentes de la cuenta de inversión suplementaria al capital asignado en sucursales de sociedades extranjeras?

2. ¿Dicha cuenta está compuesta únicamente de dinero o puede también incrementarse con ocasión del aporte de especies (bienes, otros activos y/o servicios)?

3. Dejando a un lado las consideraciones en torno al régimen cambiario, ¿es posible capitalizar una cuenta por pagar que tenga la sucursal con su matriz mediante el incremento de la cuenta de inversión suplementaria al capital asignado?

4. En caso afirmativo, ¿cuál es el procedimiento para formalizar / registrar / implementar dicha capitalización desde la perspectiva comercial y contable?

Para responder los dos primeros interrogantes en los que se indaga por la composición de la cuenta de inversión suplementaria al capital asignado en sucursales de sociedades extranjeras, es preciso tener en cuenta que de acuerdo con el artículo 472 del Código de Comercio, en la resolución o acto en que la sociedad acuerde establecer negocios permanentes en el país, debe expresar entre otros aspectos, el monto del capital asignado a la sucursal y el originado en otras fuentes si las hubiere.

Acorde con lo anterior, es del caso recordar que el concepto de inversión suplementaria al capital asignado, fue incluido en la Resolución 17 del 19 de julio de 1972, emanada del Consejo Nacional de Política Económica y Social CONPES, cuando en su artículo 10, dispuso lo siguiente:

"El valor neto en moneda extranjera de las inversiones efectuadas en el país con anterioridad a marzo 22 de 1967, se estimará como sigue:

1° En las sociedades constituidas jurídicamente en el exterior y que hayan obtenido el permiso para funcionar en Colombia, el valor neto en diciembre 31 de cada año, estará integrado por los siguientes factores:

a) El capital asignado inicialmente, o sea el valor del aporte extranjero que aparece en el respectivo documento de incorporación, valor convertido a dólares al tipo de cambio del mercado correspondiente a esas operaciones vigentes en la fecha de dicho documento;

b) Los aumentos a este capital asignado inicialmente se calcularán al tipo de cambio correspondiente que regía en la fecha de la legalización de dichos aumentos;

c) ……..

d) Las disponibilidades de capital en forma de bienes, divisas o servicios que permanezcan en la cuenta corriente de la casa matriz durante la vigencia anual a la que correspondan las utilidades, previa demostración de esta circunstancia ante la oficina de cambios y conforme a la documentación que esta oficina exija.

e) El valor en dólares de estas disponibilidades deberá ser incluido en una cuenta especial que se denominará en el balance como inversiones suplementarias al capital asignado y quedará sujeta al régimen que se aplica a dicho capital asignado. "

En lo que corresponde al tercer interrogante, lo primero a tener en cuenta es que la posibilidad de capitalizar una cuenta por pagar a la matriz en una sucursal, jurídicamente no es viable, puesto que la sucursal es tan solo la prolongación de la matriz en el territorio nacional, lo que significa que no son dos entes jurídicos, es uno solo y por tanto, no puede hablarse de un acreedor y un deudor; efectuada esta precisión, es claro que la operación planteada no puede realizarse a la luz de la legislación comercial. Por lo que debe circunscribirse a los lineamientos de la normatividad cambiaria, contenida en la Resolución 8 de 2000, emanada de la Junta Directiva del Banco de la República, para determinar cuáles son las operaciones que pueden realizarse entre la matriz y su sucursal.

En este sentido, la referida resolución, en su artículo 32, señaló que las transferencias de divisas entre una sociedad extranjera y su sucursal en Colombia sólo podrá hacerse por los siguientes conceptos:

a. Transferencia de capital asignado o suplementario.

b. Reembolso de utilidades y capital asignado o suplementario.

c. Pago por concepto de operaciones reembolsables de comercio exterior de bienes, de conformidad con las normas aduaneras y tributarias.

Posteriormente, el Departamento de Cambios del Banco de la República, en la circular DCIN-83 de noviembre de 2003 y sus modificaciones, en el punto 7.2.13, adicionó otro numeral, quedando así:

1.- Transferencia de capital asignado o suplementario.

2.- Reembolso de utilidades y capital asignado o suplementario.

3.- Pago por concepto de operaciones reembolsables de comercio exterior de bienes, de conformidad con las normas aduaneras y tributarias.

4.- Pago por concepto de servicios, de conformidad con normas tributarias.

Por su parte, la Circular Reglamentaria Externa DCIN 31 de junio 6 de 2000, sustituidas por la DCIN – 04 de enero 5 de 2001 y DCIN – 83 del 21 de noviembre de 2003, señaló que cuando las sociedades extranjeras transfieran divisas para enjugar pérdidas de su sucursal, deberán canalizarlas a través del mercado cambiario como inversión suplementaria al capital asignado y luego cancelar las pérdidas contra esta cuenta.

En consecuencia, cuando la sucursal decida absorber pérdidas acumuladas, no existe impedimento de orden legal y cambiario para que tal operación se realice cancelando el saldo de las citadas pérdidas, contra el rubro de inversión Suplementaria al Capital Asignado, siempre y cuando se haga únicamente sobre las pérdidas acumuladas al corte del ejercicio inmediatamente anterior, cuyo soporte será la resolución o acta del órgano de dirección competente de la casa matriz, donde conste la autorización para efectuar esta operación.

De las precitadas disposiciones normativas se desprende que no existe posibilidad legal para que desde el punto de vista cambiario exista un endeudamiento de una sucursal de una sociedad extranjera con su casa matriz y en tal virtud, a juicio de esta oficina, tampoco existiría la posibilidad legal de capitalizar este crédito, para incrementar la cuenta de inversión suplementaria al capital asignado.

En los anteriores términos se ha dado respuesta a su solicitud, no sin antes manifestarle que el presente oficio tiene los alcances del artículo 28 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

Super - Sociedades: 

Actualidadd: