PRÉSTAMO A SOCIOS

 

OFICIO  SUPERSOCIEDADES 220-224747 DEL 17 DE DICIEMBRE DE 2013

PRÉSTAMO A SOCIOS

Aviso recibo de su comunicación radicada bajo el No.de la referencia, mediante la cual pregunta si tratándose de una sociedad SAS, en la que un socio no ha pagado el préstamo que le solicitó a la empresa, éste tiene los mismos derechos a voz y voto y, a los dividendos o, si los mismos se pueden retener para cubrir parte o la totalidad de la deuda.

A ese respecto se debe precisar que en atención al derecho de petición en la modalidad de consulta, este Despacho emite los conceptos jurídicos a que haya lugar sobre los temas relacionados con la inspección, vigilancia y control de las sociedades comerciales cuya supervisión le fue asignada y, en esa medida, expresa una opinión o punto de vista sobre las materias a su cargo, sin que le sea dable por esta vía pronunciarse sobre situaciones particulares y concretas relacionadas con el desarrollo o ejecución de actos o contratos en que sean parte sociedades cuyos antecedentes se desconocen, pues sus respuestas se repite, es general y abstracta y, como tal, no tiene carácter vinculante ni compromete la responsabilidad de la Entidad, según los términos del artículo 28 del C.C.A..

Hecha la aclaración anterior es pertinente señalar que sin perjuicio de lo que estipulen los estatutos de la respectiva sociedad sobre ese aspecto, el manejo de las cuentas por cobrar que se originen en transacciones efectuadas entre la sociedad y los socios y que correspondan a préstamos en dinero, se estará por regla general a las condiciones que hubieren sido acordadas entre la sociedad y el o los socios acreedores, amén de que en ese evento la prestación no obedece a la relación del socio para con la sociedad por su calidad de tal, sino al contrato de mutuo que hubieren celebrado, lo que explica porque los derechos inherentes a éstos últimos no resultan por si mismos involucrados, salvo se repite, lo que prevean los estatutos y/o los términos del contrato.

Lo anterior en el entendido que se trate de operaciones realizadas en desarrollo del objeto social y dentro del giro ordinario de los negocios de la empresa, toda vez que si bien el mutuo u otorgamiento de préstamos, no está prohibida en el caso de las sociedades comerciales, si está condicionado a la verificación de unos determinados presupuestos por lo cuyo cumplimiento deben responder los administradores, a quienes les compete igualmente tomar las medidas y ejercer las acciones a que haya lugar para exigir las garantías y hacer efectivo el pago de las obligaciones.

A ese propósito ilustran las consideraciones expuestas en el oficio 220-64518 del 30 de octubre de 2000 que en lo pertinente procede transcribir:

"…

Se concluye dentro de este análisis, que las operaciones de mutuo aún entre vinculadas, también deben responder a los criterios expresados como el teleológico, la conservación del patrimonio social y el privilegio en el cumplimiento de las obligaciones contraídas en desarrollo del objeto social principal.

En efecto, la relación de medio a fin (teleológica), es uno de los primeros presupuestos que una actividad no prevista en el objeto principal debe reunir para aceptarse como propia de la actividad de la empresa. Principio que sin embargo, no es el único sobre el cual debe fundamentarse el análisis sobre el respeto al principio de la especialidad de las sociedades comerciales, pues es obligado verificar el mantenimiento del patrimonio y el privilegio del cumplimiento de las obligaciones adquiridas en desarrollo del objeto principal.

Y, es que no podría aceptarse como desarrollo del objeto secundario que el administrador tome parte del efectivo y lo coloque de manera imprudente produciendo un deterioro patrimonial, so pretexto de la necesidad de una sociedad perteneciente al grupo empresarial del que haga parte ya que la primera de sus obligaciones es que antes de efectuar cualquiera operación evalúe en forma detenida el riesgo que recae sobre la operación con miras, esencialmente, a preservar los activos de la sociedad, individualmente considerada que en últimas es la prenda general de los acreedores.

Así mismo, la entrega a título de mutuo de la liquidez de la empresa no puede desplazar el cumplimiento de las obligaciones ordinarias y exigibles de la empresa, pues privilegiar actividades meramente relacionadas con la empresa, sobre el cumplimiento de las acreencias adquiridas en desarrollo del objeto social iría en contravía de las facultades asignadas a los administradores que están, en primer término, circunscritas a los actos y contratos comprendidos dentro del objeto social o que se relacionen directamente con la existencia y el funcionamiento de la sociedad (inciso 2 del artículo 196 C.Co).

Por lo demás y teniendo en cuenta que a esta altura se ha proferido una gran cantidad de conceptos que expresan su criterio sobre temas diversos relacionados con el régimen legal aplicable las SAS, le resultara de la mayor utilidad consultar directamente la P. WEB de la Entidad, donde encontrará todos sus pronunciamientos, a más de la cartilla básica que responde a las preguntas frecuentes.

Super - Sociedades: