EXTENSIÓN DE LOS ACUERDOS DE SOCIOS O ACCIONISTAS.

 

OFICIO SUPERSOCIEDADES 220-166742 DEL 20 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

REF : EXTENSIÓN DE LOS ACUERDOS DE SOCIOS O ACCIONISTAS.

Aviso recibo de su comunicación mediante la cual formula algunas preguntas tendiente a establecer cómo se habría de proceder para establecer el quórum y adoptar las decisiones por parte de la junta de socios, tratándose de una sociedad de responsabilidad limitada en al que se ha aprobado un acuerdo entra la sociedad y uno de los socios, en virtud del cual se ha estipulado la suspensión provisional de los derechos políticos de parte de sus cuotas sociales, de forma tal que éstas no podrán usarse por el titular, por la sociedad ni por los restantes socios hasta un determinado año.

A ese respecto es preciso advertir que de conformidad con el artículo 28 del Código Contencioso Administrativo, los conceptos que esta oficina emite en respuesta al derecho de petición en la modalidad de consulta, expresan una opinión o punto de vista sobre las materias a su cargo, que no se dirige a solucionar o definir situaciones individuales o concretas, ni comporta el análisis de determinaciones o actos orden particular, máxime de sociedades cuyos antecedentes son desconocidos, razón por la cual su respuesta es general y abstracta y, como tal, no tiene carácter vinculante ni compromete la responsabilidad de la Entidad .

En consecuencia, antes que una respuesta puntual a sus interrogantes, resulta oportuno traer a continuación las consideraciones jurídicas que se impone tener en cuenta, con base en la doctrina que este Despacho ha fijado en relación con la figura de los acuerdos entre accionistas en el marco de la legislación mercantil aplicable a las sociedades distintas a las SAS que tienen regulación propia frente al tema (artículo 24, Ley 1258 de 2008), particularmente a partir de los alcances del artículo 70 de la Ley 222 de 1995, a cuyo tenor se tiene que:

Art. 70. ACUERDOS ENTRE ACCIONISTAS. "Dos o más accionistas que no sean administradores de la sociedad, podrán celebrar acuerdos en virtud de los cuales se comprometan a votar en igual o determinado sentido en las asambleas de accionistas. Dicho acuerdo podrá comprender la estipulación que permita a uno de ellos o a un tercero, llevar la representación de todos en la reunión o reuniones de la asamblea. Esta estipulación producirá efectos respecto de la sociedad siempre que el acuerdo conste por escrito y que se entregue al representante legal para su depósito en las oficinas donde funcione la administración de la sociedad. En lo demás, ni la sociedad ni los demás accionistas, responderán por el incumplimiento de los términos del acuerdo".

Como de su simple lectura se advierte, la norma transcrita permite que dos o más socios o accionistas que no sean administradores de la sociedad, celebren un acuerdo, cuyas estipulaciones también resultarán vinculantes para la sociedad y para los restantes asociados, siempre y cuando se cumplan las condiciones para ese efecto establecidas, lo que implica entre otras que el acuerdo exclusivamente podrá versar sobre la forma en que habrá de emitirse el voto en las reuniones del máximo órgano social, o referirse a la

persona o personas que representarán el bloque de acciones, cuotas o partes de interés de los participantes en una o varias reuniones del mencionado órgano.

Aunque la razón señalada es suficiente para concluir de manera categórica que no es viable al amparo de la citada disposición celebrar acuerdos sobre temas distintos a los que taxativamente se han señalado, ello en concepto de este Despacho i no obsta para que los asociados en ejercicio de la autonomía de la voluntad privada, puedan celebrar discrecionalmente acuerdos sobre otros asuntos como los que contengan por ejemplo condiciones sobre la enajenación de acciones, en el entendido desde luego que estos acuerdos privados, serán válidos entre los socios que los suscriben, pero a diferencia de los anteriores, no tendrán carácter vinculante frente a la compañía, ni a los demás asociados (artículo 118 del Código de Comercio).

Por su parte, tratándose de las sociedades de responsabilidad limitada se tiene que sin perjuicio de la sujeción a las reglas consagradas en los artículos 181 y SS del Código de Comercio y como es obvio, de la existencia de pactos entre asociados que sean oponibles a la sociedad, en la junta de socios cada socio tendrá tantos votos cuantas cuotas posea en la compañía, atendiendo que por regla general todas sus decisiones se deberán tomar por un número plural de socios que representen la mayoría absoluta de las cuotas en que se halle dividido el capital de la compañía, salvo que se estipule en los estatutos una mayoría superior.

En los anteriores términos su solicitud ha sido atendida con los alcances que al efecto establece el artículo 28 del C. C. A

Super - Sociedades: