TÉRMINO DE FIRMEZA DECLARACIONES TRIBUTARIAS CON BENEFICIO DE AUDITORÍA O CON PÉRDIDAS FISCALES

DIAN 08895 FEBRERO 10 DE 2011


 
 
Doctor
JESÚS ORLANDO CORREDOR ALEJO
Bogotá, D.C.

Descriptores          Beneficio de Auditoria - Pérdidas Fiscales

Fuentes Formales   Estatuto Tributario, arts. 147, 741, 689-1
 

Solicita en su escrito la reconsideración del Concepto 075186 de 2010.


Expresa su desacuerdo con el citado pronunciamiento, señalando que se desconoce el tenor literal del inciso tercero del articulo 689-1 del Estatuto Tributario, el cual, en su criterio, no deja duda sobre la procedencia de aplicar el beneficio de auditoria sobre declaraciones que arrojan pérdida.

Manifiesta además que no comparte el argumento según el cual por tratarse de una norma posterior prevalece el contenido del articulo 147 del E.T. sobre el artículo 689-1 del mismo ordenamiento, porque antes que la posterioridad de una norma debe mirarse su especialidad y porque la norma posterior no es contraria a la anterior, lo cual desconoce la condición expresa que al efecto estableció el articulo 2 de la ley 153 de 1887. Por otra parte, reitera los argumentos expuestos con anterioridad cuando se solicitó reconsideración del concepto anterior que motivo la expedición del No 075186 de 2010, que ahora solicita también reconsiderar.


Al respecto se precisa:


El problema jurídico se contrae a establecer si al tenor de la normatividad impositiva vigente aplica el beneficio de auditoria para las declaraciones tributarias que arrojen pérdida fiscal.


Para tal efecto, es preciso revisar en su conjunto las normas relativas a la firmeza de las declaraciones tributarias, en consonancia con las que consagran el beneficio de auditoria.


El artículo 714 del Estatuto Tributario consagra la regla general de firmeza de las declaraciones tributarias, determinando que "La declaración, tributaría quedará en firme, si dentro de los dos (2) años siguientes a la fecha del vencimiento del plazo para declarar, no se ha notificado requerimiento especial".


Constituye excepción a la regla citada, el beneficio de auditoría consagrado por el artículo 689-1, ibídem, modificado por el articulo 17 de ia Ley 633 de 2000, con el cual el legislador estableció términos de firmeza inferiores al general, (18, 12 o 6 meses), para   los   contribuyentes   del   impuesto   sobre   la   renta   y   complementarios   que incrementen su impuesto neto de renta en los porcentajes allí establecidos.


No obstante, la norma en comento limitó el beneficio de auditoría cuando la declaración objeto del citado beneficio arroje una pérdida fiscal. En este caso, dispuso la norma que la Administración Tributaria podría ejercer las facultades de fiscalización para determinar la procedencia o improcedencia de la misma y por ende su compensación en años posteriores, facultad que se tendrá no obstante haya transcurrido el período de los doce (12) meses consagrado como beneficio de auditoria.


Ahora bien, esta facultad de la Administración Tributaria no puede analizarse en forma aislada de lo establecido dos años después por el legislador mediante Ley 788 de 2002.


En efecto, mediante articulo 24 de la Ley 788 de 2002, el legislador modificó e artículo 147 del Estatuto Tributario, incorporando en este un término de firmeza especial de cinco (5) años contados a partir de ía fecha de la presentación de las declaraciones de renta y sus correcciones "en las que se detenninen o compensen pérdidas fiscales".


Así las cosas, resulta forzoso recordar que constituye principio general de hermenéutica jurídica aquel según el cual el contexto de la ley servirá para ilustrar el sentido de cada una de sus partes, de manera que haya entre todas ellas la debida correspondencia y armonía.


En este orden de ideas de derecho resulta colegir que el beneficio de auditoría consagrado por el artículo 689-1 del Estatuto Tributarlo, modificado por el artículo 17 de la Ley 633 de 2000, no aplica para las declaraciones de renta y sus correcciones en las que se determinen o compensen pérdidas fiscales, toda vez que sobre estas aplica el término de firmeza de cinco (5) años contados a partir de la fecha de la presentación, establecido por el articulo 147 del Estatuto Tributario, modificado por el artículo 24 de la Ley 788 de 2002. Finalmente, el Despacho acoge los argumentos expuestos en el Concepto 075186 de 2010, sobre las razones que tuvo para confirmar el concepto anterior 103121 de 2003 y del cual también se solicitó reconsideración con motivación nuevamente esbozada.


En los anteriores términos se confirma la doctrina contenida en el Concepto 075186 de 2010.

Cordialmente,

ISABEL CRISTINA GARCES SANCHEZ
Directora Gestión Jurídica (A)

Doctrina DIAN: