REPRESENTACION EN ASAMBLEA O JUNTA DE SOCIOS Y VOTO EN BLANCO Y SU VALOR

 

OFICIO SUPERSOCIEDADES 220-223949 DEL 16 DE DICIEMBRE DE 2013

 

REPRESENTACION EN ASAMBLEA O JUNTA DE SOCIOS Y VOTO EN BLANCO Y SU VALOR

 

Me refiero a su escrito radicado en esta entidad con el número citado en la referencia, mediante el cual solicita a este despacho le sea absueltos los interrogantes que a continuación se citan:

"Existe algún límite en una junta o asamblea de socios que no se pueda otorgar por parte de dos o más socios poder a una misma persona.

"En una asamblea se puede emitir votos en blanco, estos votos sólo se tendrán en cuenta entonces para el quórum deliberatorio o serán tenidos en cuenta para el quórum decisorio?."

Las preguntas formuladas se resolverán en el orden propuesto, no sin antes advertir que la función de atender las consultas sobre los temas relacionados con la Inspección Vigilancia y Control de las sociedades comerciales cuya supervisión le fue asignada a este organismo por mandato de la ley, es general y abstracta, de suerte que sus pronunciamientos no tienen la potestad de vincularla como tampoco compromete su responsabilidad, entre otras cosas por cuanto su contenido de suyo no es de obligatorio cumplimiento o ejecución.

Tal y como se indicó anteriormente y en relación con sus interrogantes se tiene:

1. "Existe algún límite en una junta o asamblea de socios que no se pueda otorgar por parte de dos o más socios poder a una misma persona."

Prescribe el artículo 184 del Código de Comercio lo siguiente:

(…)

"ARTÍCULO 184. REPRESENTACIÓN DEL SOCIO EN ASAMBLEA O JUNTA DE SOCIOS. Todo socio podrá hacerse representar en las reuniones de la Junta de Socios o Asamblea mediante poder otorgado por escrito, en el que se indique el nombre del apoderado, la persona en quien éste puede sustituirlo, si es del caso, la fecha o época de la reunión o reuniones para las que se confiere y los demás requisitos que se señalen en los estatutos.

"Los poderes otorgados en el exterior sólo requerirán las formalidades aquí previstas."

Al respecto, esta entidad sobre este tópico de la representación de varios asociados en las asambleas y juntas de socios mediante memorando DAL -039 de julio. 11/ 88, precisó los alcances relacionados con este tema así:

"Esta fuera de discusión que, la gran mayoría de casos, las asambleas y juntas de socios se conforman con un número plural de personas físicas. Pero no debe perderse de vista que existe también en nuestro ordenamiento jurídico la posibilidad de que con la sola asistencia del representante de varios asociados, es dé pleno conocimiento la exigencia legal en materia de pluralidad, a que se concreta este estudio sobre formación de los llamados máximos órganos sociales de las compañías mercantiles. Se trata aquí de la pluralidad jurídica, cuyos perfiles no desdibujan la estructura de las

asambleas y juntas de socios, ya que en realidad no repugna en forma alguna al entendimiento, el hecho de que en cabeza de una "única" persona física se concentren diversas voluntades en virtud de la representación consagrada en el artículo 184 del Código de Comercio, han depositado varios o todos los socios de una compañía. (Modificado por el artículo 18 de la Ley 222 de 1995-.

"En síntesis puede afirmarse que:

"a). Con las tesis de la pluralidad jurídica, también se da cabal cumplimiento a las disposiciones legales que rigen la formación de las asambleas y junta de socios, pues con ella no se desvirtúa el requisito de pluralidad de asociados que la ley requiere al efecto, por la circunstancia de que varias voluntades se concentren en "un solo" mandatario.

"b) En estos casos el mandatario obra como receptor de las voluntades que evidentemente tienen origen en distintos individuos, y en tales condiciones de independencia continúan viviendo en él, quien debe expresarlas, así como en todos los efectos jurídicos que producen respecto de la compañía, sus socios, y eventualmente, de los terceros.

"c.) La tesis en cuestión no solo puede predicarse ante los poderes otorgados con fundamento en el artículo 184 del Código de Comercio sino en todos los demás eventos de figuras jurídicas en que por causas legales o contractuales, una persona represente, en debida forma, a varios socios en asambleas y junta de asociados de las compañías mercantiles.

"d). No debe confundirse la figura de la pluralidad, con la equivocadamente denominada "asamblea unipersonal", pues en esta no existe pluralidad física ni jurídica".

De lo expuesto es dable afirmar que es posible que una misma persona pueda representar a dos o más socio o incluso a todos los partícipes de una sociedad, conformándose así una pluralidad jurídica habilitada para integrar el quórum y para decidir.

2. "En una asamblea los votos en blanco se deben tener en cuenta para el quórum deliberatorio y decisorio?."

El quórum deliberatorio debe entenderse como el número de socios o accionistas requeridos para instalar una reunión, se trata de la presencia sea en forma directa o por representante de quien integra el máximo órgano social, la cual una vez verificada frente al requisito mínimo exigido en la ley o en los estatutos, permite considerar que el órgano puede comenzar a discutir el orden del día y adoptar las decisiones para la que fueron convocados.

El voto en blanco cobra relevancia frente a decisiones, esto es frente al quórum decisorio y no deliberatorio; es así como el artículo 431 del Código de Comercio, establece que el libro de actas deberá contener entre otros temas los asuntos tratados, las decisiones adoptadas y el número de voto emitidos en favor, en contra o en blanco.

Así las cosas, cuando alguno de los socios vote en blanco, esta neutralidad si bien no suma para el afirmativo o negativo, sí puede evitar que se configure la mayoría requerida frente a un porcentaje exigido en la ley para adoptar la decisión.

Un ejemplo sencillo ilustra el tema, así.

En una sociedad de responsabilidad limitada se reúnen cuatro socios cada uno con el 25%, integran la junta de socios con el objeto de decidir si aprueban una reforma estatutaria.

El quórum deliberativo se ha establecido en 80% del número total y la mayoría decisoria en 70% de las cuotas en que se encuentre dividido el capital social.

Al estar presentes el 100%, se tiene quórum deliberativo.

La decisión arroja el siguiente resultado: dos votan en forma afirmativa, uno en contra y el restante en blanco.

Luego se tiene que del total de votos posibles (100%), la votación quedó así

Por el sí: 50%

Por el no: 25%

Blanco 25%

La decisión no se adoptó como quiera que no se logró el 70% del total de participaciones en que se encuentra dividido el capital social; en consecuencia, si bien el voto en blanco no es una manifestación negativa frente a la decisión sí inclina la balanza para desestimar la adopción de la reforma.

En los anteriores términos se ha dado contestación a su consulta, en los plazos de ley, no sin antes advertirle que los efectos del presente pronunciamiento son los descritos en el artículo 28 del Código Contencioso Administrativo.

Super - Sociedades: