RENUNCIA DEL REPRESENTACIÓN LEGAL

 

OFICIO SUPERSOCIEDADES 220-143224 DEL 17 DE OCTUBRE DE 2013

 

REFERENCIA: RENUNCIA DEL REPRESENTACIÓN LEGAL – RADICACIÓN 2013-01-375667

De manera atenta me permito dar respuesta a su consulta, a través de la que solicita información sobre cómo obtener asesoría, frente a una serie de hechos relativos a:

1. Su condición de representante legal de una sociedad, respecto de la cual se desvinculo el año pasado, que desde entonces no se ha designado su reemplazo ni la del representante legal.

2. Así mismo advierte que desde el año 2011 se encuentra la sociedad en causal de disolución y los accionistas no han tomado ninguna decisión.

Sobre el particular cabe precisar, que los conceptos que la Superintendencia emite en atención a las consultas formuladas sobre las materias de su competencia, tienen sentido general y abstracto y en esa medida no tiene carácter vinculante, ni comprometen la responsabilidad de la misma y no se profieren a título de asesoría, por lo que si se quiere profundizar sobre los asuntos objeto de consulta, se sugiere acudir a los servicios de un abogado experto en derecho societario.

Aclarado lo anterior se procederá a resolver sus inquietudes por separado:

1. Renuncia del representación legal - designación.

Sobre el particular es claro que frente a terceros, usted figura como representante legal, por tanto, será la asamblea de accionistas, quien le deberá explicar las razones por las cuales no dio trámite a su solicitud de renuncia presentada desde el año pasado y procedió a nombrar un nuevo gerente de la sociedad. (Numeral 4 del artículo 420 del Código de Comercio)

Lo anterior, teniendo en cuenta que conforme al artículo 164 del Código de Comercio,: "Las personas inscritas en la cámara de comercio del domicilio social como representantes de una sociedad, así como sus revisores fiscales conservarán tal carácter para todos los efectos legales, mientras no se cancele dicha inscripción mediante el registro de un nuevo nombramiento o elección.

La simple conformación o reelección de las personas ya inscritas no requerirá nueva inscripción."

De la referida norma se infiere claramente que quien se encuentre inscrito en el registro mercantil como representante legal, solo dejará de serlo cuando se cancele su inscripción en la Cámara de Comercio.

Cabe observar que sobre el asunto objeto de análisis, también se pronunció la Corte Constitucional en sentencia C-621 del 29 del 20 de agosto de 2003, en el siguiente sentido: "…Este derecho acarrea la obligación correlativa de los órganos sociales

competentes en cada caso, de proveer el reemplazo y registrar el nuevo nombramiento. (ii) Para el nombramiento del reemplazo y el registro del nuevo nombramiento se deben observar en primer lugar, la previsiones contenidas en los estatutos sociales (iii) Si los estatutos sociales no prevén expresamente un término dentro del cual deben proveerse el reemplazo del representante legal o del revisor fiscal saliente, los órganos sociales encargados de hacer el nombramiento deberán producirlo dentro del plazo de treinta días, contados a partir del momento de la renuncia, remoción, incapacidad, muerte, finalización del término estipulado, o cualquier otra circunstancia que ponga fin al ejercicio del cargo. Durante este lapso la persona que lo viene desempeñando continuará ejerciéndolo con la plenitud de las responsabilidades y derechos inherentes a él. …. Pasado el término anterior sin que el órgano social competente haya procedido a nombrar y registrar el nombramiento de un nuevo representante legal o revisor fiscal, termina la responsabilidad legal del que cesa en el ejercicio de esas funciones incluida la responsabilidad penal.

Por lo tanto, frente a la situación planteada, deberá acreditar ante la Cámara de Comercio del lugar del domicilio social, la constancia de la presentación de su renuncia como representante legal de la sociedad, para que dentro de los 30 días siguientes, la sociedad proceda a designar un nuevo representante, cumplido este plazo, de acuerdo con la referida sentencia, si aún el órgano competente no ha procedido a nombrar un nuevo representante legal o revisor fiscal, termina la responsabilidad legal del que aparece registrado, que cesa en Dependiendo.

2. Causales de disolución.

Como quiera que en el escrito no se determina la causal de disolución, es de señalar de manera general que cuando se suscita una causal, con excepción de la causal por vencimiento del término, que opera inmediatamente si no se subsana antes de su expiración, corresponde a los asociados declarar disuelta la sociedad por ocurrencia de la causal respectiva y dar cumplimiento a las formalidades exigidas para las reformas del contrato social.

No obstante, los asociados podrán evitar la disolución de la sociedad adoptando las modificaciones que sean del caso, según la causal ocurrida y observando las reglas prescritas para las reformas del contrato, siempre que el acuerdo se formalice dentro de los dieciocho (18) meses siguientes a la ocurrencia de la causal.(artículo 24 de la Ley 1429 de 2010).

En los anteriores términos ha sido resuelta su consulta, no sin antes manifestarle que la misma fue tramitada dentro del plazo legal y con los efectos contemplados en el artículo 28 del Código de Procedimiento y de lo Contencioso Administrativo.

Super - Sociedades: