RENTA EXENCIONES : DONACIONES DE GOBIERNOS EXTRANJEROS - REQUISITOS

DIAN Nº 057806 JULIO 27 DE 2007

Señora
LUZ ELENA DUQUE ÁLZATE
Medellín, Antioquia

TEMA:                             OTROS TEMAS.
DESCRIPTORES:          EXENCION - DONACIONES DE GOBIERNOS EXTRANJEROS.


Conforme a lo establecido en el artículo 11 del Decreto 1265 de 1999 y el artículo 10 de la Resolución 1618 de 2006, este despacho es competente para absolver en sentido general y abstracto las consultas escritas que se formulen sobre la interpretación y aplicación de las normas tributarias relativas a los impuestos que administra la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Consulta si es viable aplicar el mismo tratamiento tributario de las donaciones provenientes de entidades o gobiernos extranjeros prevista en el artículo 96 de la ley 788 de 2002 a los recursos que aportan los ejecutores de dichas donaciones como una cofinanciación del programa de utilidad común.

El artículo 96 de la ley 788 de 2002, establece:

Artículo 96. Exención para las donaciones de gobiernos o entidades extranjeras. Se encuentran exentos de todo impuesto, tasa, o contribución los fondos provenientes de auxilios o donaciones de entidades o gobiernos extranjeros convenidos con el gobierno colombiano, destinados a realizar programas de utilidad común y amparada por acuerdos intergubernamentales. También gozarán de este beneficio tributario las compras o importaciones de bienes y la adquisición de servicios realizados con los fondos donados, siempre que se destinen exclusivamente al objeto de la donación. El Gobierno Nacional reglamentará la aplicación de ésta exención.

El Gobierno Nacional reglamentó el procedimiento para hacer efectiva la exención mediante el Decreto 540 de 2004, cuyo artículo 2 señala:

Artículo 2. Exención de impuestos, tasas o contribuciones. La exención a que se refiere el artículo 96 de la Ley 788 de 2002, se aplicará respecto a impuestos, tasas, contribuciones, del orden nacional, que pudieren afectar la importación y el gasto o la inversión de los fondos provenientes de auxilios o donaciones realizados al amparo de los acuerdos intergubernamentales o convenios con el gobierno colombiano, destinados a realizar programas de utilidad común.

También se encuentran exentos del pago de impuestos, tasas o contribuciones del orden nacional, los contratos que deban celebrarse para la realización de las obras o proyectos de utilidad común, así como la adquisición de bienes y/o servicios y las transacciones financieras que se realicen directamente con los dineros provenientes de los recursos del auxilio o donación, con el mismo fin.

Parágrafo. Para efectos de esta exención, corresponde a cada entidad pública del sector, ya sea del nivel nacional o territorial, certificar si los proyectos e inversiones a que están destinados los auxilios o donaciones correspondientes, son de utilidad común. Dichas certificaciones deberán remitirse de manera inmediata a la entidad ejecutora de los recursos, que a su vez las enviará dentro de los cinco (5) días hábiles de cada trimestre a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, para lo de su competencia.

Con base en el análisis de estas disposiciones, este Despacho mediante Oficio No 054812 del 4 de julio de 2006 manifestó:

Primero, que la exención tiene naturaleza real u objetiva y no personal o subjetiva, es decir se aplica sobre los bienes o fondos como tal, en atención a su origen y destinación, independientemente de la calidad de las personas o entidades que los ejecuten en su condición de contratista; en otras palabras, el beneficio de la exención opera en favor de los recursos y no en favor de los contratistas. (Oficios 052531 del 18 de agosto de 2004 y 089889 del 5 de diciembre de 2005).

Segundo, que la exención procede en forma directa sobre las operaciones de adquisición de bienes o servicios gravados con el impuesto sobre las ventas, que el administrador o ejecutor de los recursos realice directamente o mediante contratos para la realización de programas de utilidad común. No opera, en consecuencia, para las adquisiciones de bienes o servicios realizadas por los contratistas ni subcontratistas de la entidad donataria. .. ./"

En consecuencia, para efectos de la exención no solo se requiere que la destinación de los recursos sea para el desarrollo de programas de utilidad común sino también el origen de los mismos dado su naturaleza real y objetiva; luego entonces se requiere que los recursos se originen en auxilios o donaciones con los que el gobierno nacional celebre convenios o acuerdos intergubernamentales.

Lo anterior sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso final del artículo 1 del decreto 540 de 2004, es decir, en él caso de existir tratado o convenio internacional vigente que consagre privilegios respecto de tales auxilios o donaciones, en cuyo caso el tratamiento será el establecido en el respectivo tratado o convenio.

Ahora bien, de conformidad con lo dispuesto en el inciso final de artículo 13 de la ley 80 de 1993 reglamentado por el artículo 1 del Decreto 2166 de julio de 2004 referente a los contratos financiados con fondos de los organismos multilaterales de crédito celebrados con personas extranjeras de derecho público u organismos de cooperación, asistencia o ayuda internacionales, este despacho mediante Oficio No 006636 del 30 de enero de 2007 manifestó:

De otra parte le informo que el artículo 1 del Decreto 2166 de julio de 2004, reglamentó el inciso 4 del artículo 13 de la ley 80 de 1993, norma ésta última sobre la cual la Honorable Corte Constitucional en sentencia C-294 de marzo 16 de 2004, advirtió:


Como bien se puede inferir, desde el punto de vista de los recursos vinculados a la contratación estatal, este inciso se refiere con exclusividad a los ingresos percibidos por el Tesoro Público de parte de entes u organismos internacionales. Por lo mismo, este inciso es enteramente inaplicable en relación con aquellos contratos relativos a recursos del presupuesto general de la Nación o de los presupuestos territoriales, cuando tales recursos no correspondan a donaciones o empréstitos. Así por ejemplo, este inciso resulta inaplicable en relación con los contratos de administración de recursos estatales que las autoridades competentes no hayan aforado legalmente a titulo de donación o empréstito. Por lo tanto, al decir la norma que los respectivos contratos, "(...} podrán someterse a los reglamentos de tales entidades en todo lo relacionado con procedimientos de formación y ejecución y cláusulas especiales de ejecución, cumplimiento, pago y ajustes". Tal discrecionalidad sólo puede asumirse, y por ende, ejercerse válidamente, dentro de los precisos linderos de los contratos relativos a recursos percibidos de entes u organismos internacionales, lo cual usualmente ocurre a título de empréstito o de donación. Por ello mismo, toda interpretación en contrario del inciso en comento, únicamente podría propiciar una ejecución presupuestal extraña a la realización de los fines del Estado.

De esta manera, acorde con el supuesto de la consulta, el beneficio solo procede respecto de los recursos donados, pero no para los denominados recursos de contrapartidas, a los cuales no se les aplica el artículo 96 de la Ley 788 de 2002.

Atentamente,

CAMILO VILLARREAL G
Delegado - División De Normativa Y Doctrina Tributaria
Oficina Jurídica

Doctrina DIAN: