RECONSIDERACION DOCTRINA SOBRE EL PAGO POR CONSIGNACION PARA AQUELLOS ACREEDORES QUE NO APARECEN O NO EXISTEN

 

OFICIO 220-146139 DEL 24 DE OCTUBRE DE 2013

 

ASUNTO: RECONSIDERACION DOCTRINA SOBRE EL PAGO POR CONSIGNACION PARA AQUELLOS ACREEDORES QUE NO APARECEN O NO EXISTEN (ART. 420 CPC)

Me refiero a su escrito radicado con el número 2013- 01- 388693, mediante el cual, solicita revisar la propuesta formulada en el oficio No. 425 - 125959, en el sentido de aplicar el pago por consignación de los créditos a favor de aquellos acreedores que no ha podido localizarlos, por las siguientes razones:

a.- La propuesta de la Superintendencia para garantizar el pago a los acreedores que no se presentaron durante la vigencia del Acuerdo de Reestructuración a reclamar sus acreencias, consiste en que esta "solución": va en contravía de los fines perseguidos en el mismo ordenamiento legal que regula la reestructuración.

b.- Con la intervención estatal se busca, entre otros, los siguientes resultados:

"1. Promover la reactivación de la economía y el empleo mediante la reestructuración de empresas pertenecientes a los sectores productivos de la economía.

2. Hacer más eficiente el uso de todos los recursos vinculados a la actividad empresarial.

3. Mejorar la competitividad y promover la función social de los sectores y empresas reestructuradas.

4. Restablecer la capacidad de pago de las empresas de manera que puedan atender adecuadamente sus obligaciones" (Artículo 2° Ley 550/99).

c.- Por ende, la medida que conlleve congelar recursos o capital de trabajo en "consignación en cuenta de los dineros adeudados", resulta a la postre contraria al mencionado fin legal y constituye, a nuestro juicio, un obstáculo para el desarrollo de los negocios que constituyen el objeto social de la empresa.

d. Por el contrario, la reserva propuesta por la Superintendencia, resulta válida constituirla como una reserva ocasional de carácter contable y/o financiero, con la destinación específica aludida y debidamente aprobada por el máximo órgano social de la sociedad, la cual, en esas condiciones, se erige en una obligación de obligatorio cumplimiento tal como lo previene el artículo 188 del C. de Co. En cumplimiento de las normas citadas en la comunicación de la referencia.

e.- En cumplimiento de las normas citadas en la comunicación de la referencia, no solo la administración de la sociedad en concurso con la revisoría fiscal, sino con los demás órganos de control incluidos Ustedes, velarían porque la mencionada reserva contable tenga garantizada la destinación específica señalada.

Lo anterior, sin perjuicio de ir agotando el pago a los citados acreedores mediante la obtención del paz y salvo respectivo.

f.- De otro lado, la reserva contable aludida se conservaría por el término de prescripción extintiva prevista en la Ley 791/2001, por tratarse de acreencias que prestan merito ejecutivo, contado el termino de cinco (5) años a partir de la terminación del acuerdo, según la fecha de inscripción en el registro mercantil de la cámara de comercio de ésta ciudad.

Al respecto, este Despacho se permite hacer las siguientes precisiones:

i) Sea lo primero advertir que el concepto emitido por este Organismo, en torno al mecanismo a seguir para atender el pago de las obligaciones a favor de aquellos acreedores que no ha sido posible localizarlos, en la forma y términos estipulados en el acuerdo de reestructuración celebrado entre la sociedad deudora y sus acreedores, esto es el pago por consignación de que trata el artículo 420 del Código de Procedimiento Civil, no va en contravía de fines que persigue el ordenamiento jurídico que regula el proceso de reestructuración, como equivocadamente allí se indica, pues simplemente frente al caso planteado se está indicando uno de los medios previstos en la ley para el pago de tales obligaciones, y por ende, facilitar el cumplimiento del referido acuerdo.

ii) De otra parte, tal medida no conlleva a congelar los recursos o capital de trabajo de la compañía, específicamente "consignación en cuenta de dineros adeudados", lo cual constituye un obstáculo para el desarrollo de los negocios que constituyen el objeto social de la empresa, como erróneamente allí se expresa, toda vez que los recursos para atender el pago de las obligaciones insolutas a cargo de la compañía deudora, ya no pueden ser utilizados por ésta para los fines propuestos, sino que debe proceder a efectuar el pago por consignación en la forma señalada en el oficio No. 425- 125959 del 6 de septiembre de 2013, es decir, una vez se profiera la sentencia respectiva.

iii) Ahora bien, la reserva que ordene constituir el máximo órgano social, para atender el pago de las obligaciones cuyos acreedores no ha sido posible ubicar o no se han presentado a reclamar el mismo, no se le puede aplicar el término de la prescripción extintiva prevista en la Ley 791 de 2001, por cuanto, de una parte, aquella tiene una destinación específica, para efectos de declarar cumplido el susodicho acuerdo, y de otra, que el solo reconocimiento de la obligación, como en el caso que nos ocupa, interrumpe el término de prescripción.

iv) Luego, el pago por consignación de que trata los artículos 1656 y 1657 del Código Civil, es un medio válido para extinguir las obligaciones, bien cuando el pago sea rechazado o por la no comparecencia del acreedor, de ahí que el artículo 1663 ibídem, consagra que la obligación se extingue en la fecha en que se decrete la consignación.

v) Finalmente, es de anotar que el artículo 26 de la Ley 1429 de 2010, norma aplicable por analogía al proceso de reestructuración, prevé que "Cuando el acreedor no se acerque a recibir el pago de su acreencia, el liquidador estará facultado para hacer un depósito judicial a nombre del acreedor respectivo por el monto de la obligación reflejada en el inventario del patrimonio social". (El llamado es nuestro).

Del análisis de la disposición antes citada, se desprende que el legislador estableció la obligación para el liquidador de constituir, a nombre del respectivo acreedor, un depósito judicial de las acreencias no reclamadas oportunamente, lo cual puede ser en una entidad bancaria si se trata de dineros o en un almacén de general depósitos tratándose de bienes muebles, con el fin de poder facilitar la terminación del proceso liquidatario.

Por lo anteriormente expuesto, el Despacho estima que por ahora no se dan los presupuestos, para reconsidera la doctrina expuesta en el Oficio 425- 125959 ya citado, sobre el pago por consignación para aquellos acreedores que no han podido ser localizados o no se han presentado a reclamar el mismo dentro del término señalado en el acuerdo de reestructuración, para cuyo efecto se deberá seguir el procedimiento establecido en el artículo 420 del Código de Procedimiento Civil, o por el contrario, agotar los otros mecanismos propuestos para la extinción de las obligaciones a cargo del deudor en reestructuración, entre ellos el depósito judicial a que alude la Ley 1429 ya mencionada.

Super - Sociedades: