POSIBILIDAD DE REVISAR LOS LIBROS Y PAPELES DE UNA SOCIEDAD EN COMANDITA SIMPLE, EN EJERCICIO DEL DERECHO DE INSPECCION

Oficio 220-011062 Del 04 de Febrero de 2013

 

ASUNTO: POSIBILIDAD DE REVISAR LOS LIBROS Y PAPELES DE UNA SOCIEDAD EN COMANDITA SIMPLE, EN EJERCICIO DEL DERECHO DE INSPECCION

 

Me refiero a su escrito radicado en esta Entidad con el número 2013- 01- 003697, mediante el cual previa las consideraciones allí expuestas, formula una consulta sobre la posibilidad de revisar los libros y papeles de una sociedad en comandita simple, en ejercicio del derecho de inspección consagrado en la ley, en los siguientes términos:

 

Si un socio comanditario, bajo el alcance del derecho de inspección, tiene o no la posibilidad de revisar cada uno de los documentos allí relacionados, tales como comprobantes y soportes de contabilidad, libro de actas, libros auxiliares, cuentas por pagar al socio Álvaro Ortiz, actas de aprobación del préstamo que éste le hiciera a la sociedad; contratos de servicio de aseo y de cafetería celebrados con la sociedad Majoi Ltda., detalles de deudas de difícil cobro, conciliaciones bancarias de los Bancos de Bogotá y Davivienda, comprobantes mediante los cuales el señor Ortiz realizó el reintegro a la sociedad de los valores que le fueran cancelados por servicio de transporte, correspondiente a las fechas o períodos allí indicados.

 

Al respecto, me permito manifestarle que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 28 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, es función de la Superintendencia de Sociedades la de absolver las consultas de carácter general y abstractas que se le formulen sobre temas de derecho estrictamente societario regulado por la legislación mercantil, y no sobre temas particulares como resulta ser el caso planteado.

 

No obstante lo anterior, este Despacho se permite hacer las siguientes precisiones de orden legal, a la Luz del Código de Comercio:

 

i) Como es sabido, El derecho de inspección permite a los socios o accionistas que son ajenos a la administración, acceder a los documentos de la compañía, para poder enterarse del estado de los negocios sociales en determinado ejercicio.

 

ii) En efecto, tratándose de una sociedad en comandita simple, el artículo 328 del Código de Comercio, preceptúa que “El comanditario tendrá la facultad de inspeccionar en cualquier tiempo, por sí o por medio de un representante, los libros y documentos de la sociedad.

 

Pero si tiene un establecimiento dedicado a las mismas actividades del establecimiento de la sociedad o si forma parte de una compañía dedicada a las mismas actividades, perderá el derecho a examinar los libros sociales”. (El llamado es nuestro).

 

iii) Del estudio de la norma antes transcrita, se desprende, de una parte, que los socios comanditarios de una sociedad en comandita simple pueden ejercer el derecho de inspección sobre los libros y documentos de la compañía, en cualquier tiempo, y de otra, que en el evento de darse alguna de las circunstancias allí previstas, tener un establecimiento de comercio o formar parte de una sociedad que se dediquen a las mismas actividades de la comanditaria, pierde la facultad de ejercer derecho de inspección.

 

iv) Sin embargo, es de advertir que si bien la norma en mención consagra la facultad de que el socio comanditario pueda inspeccionar en cualquier tiempo los libros y papeles de la sociedad comanditaria de la cual forma parte, no es menos cierto que el ejercicio del dicho derecho no puede tener el carácter absoluto, de tal manera que el mismo no puede convertirse en un obstáculo permanente que atente contra la buena marcha de la compañía.

 

Así las cosas, la asistencia de un socio comanditario diariamente a la sociedad a ejercer su derecho de inspección, si bien en principio estaría amparado por el hecho de que la ley determina que el socio lo puede hacer en cualquier tiempo, tal proceder afectaría el normal funcionamiento de la administración y constituiría un exceso en el ejercicio del aludido derecho, por lo cual sería conveniente o recomendable que el socio lo ejerciera por lo menos una vez al año y antes de la reunión ordinaria del máximo órgano social, una vez cumplida con la referida obligación, no sería viable o procedente que los socios revisaran documentos de ejercicios anteriores, pues ya tuvieron la oportunidad para ello.

 

v) Ahora bien, la finalidad del derecho de inspección, se reitera, es permitirle a los socios comanditarios de la sociedad, revisar los libros y papeles sociales, entendiéndose por esto último, los comprobantes y soportes de contabilidad, contratos celebrados, registros contables, así como la correspondencia enviada y recibida, a efectos de documentarse acerca de las actividades u operaciones adelantadas por la compañía, los resultados económicos de la misma durante el ejercicio, y por ende, puedan adoptar la medidas del caso o hacer las observaciones a que hubiere lugar.

 

vi) Finalmente, se precisa que al tenor de lo dispuesto en el artículo 24 del Código general del Proceso “La Superintendencia de Sociedades tendrá facultades jurisdiccionales en materia societaria, referidas a:

 

(…)

 

b) La resolución de conflictos societarios, las diferencias que ocurran entre los accionistas, o entre éstos y la sociedad o entre éstos y sus administradores, en desarrollo del contrato social o del acto unilateral…” (Subraya el Despacho).

 

En consecuencia, si existe alguna controversia entre un socio comanditario y la sociedad respecto del ejercicio del derecho de inspección consagrado en el artículo 328 del Código de Comercio, podrán demandar ante la Superintendencia de Sociedades que resuelva la misma, para lo cual deberá seguirse el procedimiento establecido en la ley.
 
 

Super - Sociedades: