NIIF PYMES : CONVERSION EN MONEDA EXTRANJERA - MONEDA FUNCIONAL

Moneda funcional 

ANEXO AL D.R. 3022 DE 2013


30.2 Cada entidad identificará su moneda funcional. La moneda funcional de una entidad es la moneda del entorno económico principal en el que opera dicha entidad.

30.3 El entorno económico principal en el que opera una entidad es, normalmente, aquél en el que ésta genera y emplea el efectivo. Por lo tanto, los factores más importantes que una entidad considerará al determinar su moneda funcional son los siguientes:

(a) La moneda:


(i) que influya fundamentalmente en los precios de venta de los bienes y servicios (con frecuencia será la moneda en la cual se denominen y liquiden los precios de venta de sus bienes y servicios), y,

(ii) del país cuyas fuerzas competitivas y regulaciones determinen fundamentalmente los precios de venta de sus bienes y servicios.


(b) La moneda que influya fundamentalmente en los costos de la mano de obra, de los materiales y de otros costos de proporcionar bienes o suministrar los servicios (con frecuencia será la moneda en la cual  se denominen y  liquiden estos costos).

30.4 Los siguientes factores también pueden suministrar evidencia acerca de la  moneda funcional de una entidad:

(a) La moneda en la cual se generan los fondos de las actividades de financiación (emisión de instrumentos de deuda y patrimonio). .

(b) La moneda en que normalmente se conservan los importes cobrados por las actividades de operación.

30.5 Se considerarán, además, los siguientes factores al determinar la moneda funcional de un negocio en el extranjero y al decidir si su moneda funcional es la misma que la de la entidad que informa (en este contexto, la entidad que informa es la que tiene al negocio en el extranjero como su subsidiaria, sucursal, asociada o negocio conjunto):

(a) Si las actividades del negocio en el extranjero se llevan, a cabo como una extensión de la entidad que informa, en lugar de hacerlo con un grado significativo de autonomía. Un ejemplo de la primera situacion es cuando el negocio en el extranjero solo vende bienes importados de la entidad, que  informa, y remite a la misma los importes obtenidos Un ejemplo de la segunda situación es cuando el negocio  acumula efectiva y otras partidas monetarias, incurre en gastos, genera ingresos y toma préstamos, todo sustancialmente en su maneda local.

(b) Si las transaccianes con la entidad que informa constituyen una proporciòn alta a baja de las actividades del negocio en el extranjero.


(c) Si los flujos de efectivo de las actividades del negocio  en el extranjero afectan directamente a las flujos de efectivo de la entidad que informa, y están inmediatamente disponibles para ser remitidas a la misma.

(d) Si las flujos de efectivo de las actividades del negocio en el extranjero son suficientes para atender las abligaciones par deudas actuales y narmalmente esperadas, sin que la entidad que informa tenga que poner deudas a su disposición.

Revisoría - Auditoría: 

Actualidadd: