JUNTA DIRECTIVA S.A.S.

 

OFICIO SUPERSOCIEDADES 220-142650 DEL 04 DE SEPTIEMBRE DE 2014

ASUNTO: JUNTA DIRECTIVA S.A.S.

En atención su comunicación radicada bajo No. 2014-01-339274, me permito a continuación efectuar las consideraciones a que hay lugar frente a las preguntas que ha tenido a bien formular, advirtiendo que los alcances del concepto aquí expresado se sujetan a los términos del Artículo 28 del C.C.A., razón por la cual no tiene carácter vinculante ni compromete la responsabilidad de la Entidad.

Para ese fin es pertinente transcribir previamente el Punto 6 de la CIRCULAR EXTERNA No. D-001 de 1991, motivo de sus inquietudes.

" 6. ELECCIONES

Si en la reunión del máximo órgano social se eligen dos o más personas para integrar junta directiva, una comisión o cualquier otro cuerpo colegiado, se aplicará el sistema del cuociente electoral descrito en el artículo 197 del Código de comercio.

Además hay que tener en cuenta que cada vez que se elija o nombre junta directiva, representantes legales o revisor fiscal, debe inscribirse la correspondiente elección o el nombramiento en la respectiva cámara de comercio mediante el registro de la copia del acta pertinente, acompañada de la aceptación escrita por parte de los funcionarios designados, conforme al artículo 163 del Código de Comercio, y tal hecho debe acreditarse ante esta Entidad con certificado expedido por aquélla."

A ese respecto pregunta:

1. Es aplicable la Circular E. No D-001 de 1991 de Supersociedades a las SOCIEDADES POR ACCIONES SIMPLIFICADAS creadas mediante la ley 1258 de 2008?, siendo la ley 1258 de 2008 expedida posteriormente a la expedición de la circular?

2. En caso que la SAS tenga Junta Directiva es obligatorio su registro ante la cámara de Comercio?

3. Si es obligatorio su registro en la cámara de comercio, qué sucede con las decisiones que ha tomado la Junta Directiva sin cumplir con este requisito?

4. Cómo se puede subsanar la omisión al registro en la cámara de comercio y las decisiones que se han tomado sin el registro?"

En primer lugar hay que poner de presente que la Circular referida solo reiteró en su momento algunas de las instrucciones a tener en cuenta en las reuniones ordinarias de la asamblea general de accionistas o junta de socios, tema del que con posterioridad se ha ocupado este Despacho en diversas oportunidades mediante otros pronunciamientos de carácter general, como son la Guía Práctica para la Celebración de Asambleas de Accionistas y Juntas de Socios, de 2013, publicada en la P. WEB. que le será oportuno consultar.

Bajo ese entendido es dable señalar que la respuesta a las inquietudes planteadas se encuentra en las mismas normas que la misma Ley 1258 de 2008 establece, especialmente en la regla de remisión contenida en el Artículo 45 Ibídem.

En efecto, de conformidad con el Artículo 25 ibídem, las SAS no están obligadas a tener junta directiva, salvo que estatutariamente se pacte lo contrario, atendiendo que de no existir la misma, la totalidad de las funciones de administración y representación legal le corresponderán al representante legal designado por la asamblea.

A su turno la citada norma indica que de pactarse en los estatutos la creación de una junta, será discrecional de las partes determinar el número de sus miembros, así como la existencia o no de los suplentes; igualmente que la junta se podrá designar mediante i) Cuociente electoral, ii) Votación mayoritaria o, iii) Por cualquier otro método previsto en los estatutos. Adicionalmente advierte que las normas sobre su funcionamiento se determinarán libremente en los estatutos y finalmente, reitera que a falta de previsión estatutaria, este órgano se regirá por lo previsto en las normas legales pertinentes.

En este orden de ideas, es claro que tratándose de las SAS, el mecanismo del cuociente electoral que el artículo 197 del Código de Cio prevé para la elección la junta directiva, sólo aplica cuando los estatutos sociales al contemplar la existencia del respectivo órgano, no estipulen otra cosa.

No así en lo que atañe a la inscripción de la designación o elección de la junta directiva en la Cámara de comercio del domicilio social, pues en ese evento la obligación deriva de la disposición de carácter general consagrada en el Artículo 163 del Código de Comercio de acuerdo con el cual la designación o revocación de los administradores, calidad que ostenta dicho órgano (Artículo 27 L. 1258), están sujetas al registro mercantil.

Considerando que si bien se trata de un deber legal en cabeza de los administradores que acarrea para quien ejerza el cargo la obligación de efectuar el correspondiente registro en los términos y bajo las condiciones que señala la ley, su omisión no afectaría per sé, las decisiones debidamente adoptadas por el mencionado órgano social, teniendo en cuenta que el registro mercantil como es sabido, no es un acto constitutivo, sino declarativo de la calidad de administradores.

En los anteriores términos su solicitud ha sido atendida, con los alcances del citado artículo 28 del C.C.A.

Super - Sociedades: