ALGUNOS ASPECTOS RELACIONADOS CON EL CONCORDATO DE UNA PERSONA NATURAL

 

OFICIO SUPERSOCIEDADES 220-108755 DEL 11 DE JULIO DE 2014

ASUNTO: ALGUNOS ASPECTOS RELACIONADOS CON EL CONCORDATO DE UNA PERSONA NATURAL – LEY 222 DE 1985

Me refiero a su escrito radicado con el número 2014- 01-270875, mediante el cual formula a esta Entidad una consulta relacionada con el concordato de una persona natural- Ley 222 de 1995, en los siguientes términos:

1.- Quién es la autoridad encargada o funcionario competente para designar auxiliar de la justicia (Controlador) dentro de los procesos de Concordato de persona natural no comerciante, de acuerdo con la norma antes señalada sin ninguna modificación, y cuál es la función de la junta provisional de acreedores y como se toman la decisiones

2.- Quién es el encargado de designar a los integrantes de la junta provisional de acreedores, cuál es su función, quien los cita a reunión, de conformidad con lo establecido en la Ley 222 de 1995.

3.- Cuál es el papel del juez dentro de estos procesos si es de supervisión o juzgador, se pueden negar a la solicitud de remoción del controlador o auxiliar de la justicia siempre y cuando se cumpla con los requisitos de ley para esta solicitud.

4.- Cuáles son las funciones que desarrolla el controlador dentro del proceso concordatario tramitado bajo la Ley 222 de 1995; si este puede ser secuestre o albacea de bienes antes de entrar a la etapa de liquidación forzosa de bienes y si este no cumple con su funciones cuál es la consecuencia legal, como es la presentación mensual detallada del informé contable del estado financiero del deudor y el estado de los bienes de éste.

5.- Sí el juzgador dentro del trámite y sus pronunciamientos por autos ha solicitado que el auxiliar de la justicia tenga unas cualidades específicas o que cumpla con unos requisitos de idoneidad profesional, este puede nombrar a una persona que no cumpla con las características requeridas por el como la profesión que ejerce, su experiencia y conocimientos.

6.- El controlador o auxiliar de la justicia puede a voluntad propia requerir o contratar servicios profesionales, sin que haya solicitado autorización a la junta provisional de acreedores, o en sus informes haya previsto estos gastos.

7.- Es necesario notificar a los herederos determinados e indeterminados cuando el deudor ha fallecido en el trascurso del trámite concordatario y ya se superó la etapa de graduación de créditos, cuando el trámite se ha iniciado por solicitud propia del deudor.

Al respecto, me permito manifestarle que de conformidad con lo dispuesto en los artículos 28 del Código Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, es función de la Superintendencia de Sociedades la de absolver las consultas de carácter general y abstractas que se le formulen sobre temas de derecho estrictamente societario regulado

por la legislación mercantil, y no sobre temas contractuales, procedimentales o de intervención estatal, y que dicho sea de paso no asesora sobre hechos particulares como resulta ser el caso planteado.

No obstante lo anterior, este Despacho se permite, a título meramente informativo hacer las siguientes precisiones de orden legal, a la luz de la Ley 222 de 1995, cuyo Título II, a pesar de haber sido derogado expresamente por la Ley 1116 de 2006, se sigue aplicando, entre otros, a los concordatos y liquidaciones obligatorias iniciados antes de entrar en vigencia el régimen de insolvencia contenido en le Ley 1116 de 2006:

i) El artículo 213 ibídem, preceptúa que "Salvo las disposiciones especiales que a continuación se enuncian, en lo pertinente, se aplicarán las disposiciones de la presente ley al trámite del concordato o al de la liquidación obligatoria de las personas naturales y de las personas jurídicas diferentes a las sociedades comerciales". (El llamado es nuestro).

Del estudio de la norma antes transcrita, se desprende que estarán sometidas al régimen de los procesos concursales las personas naturales no comerciantes y las jurídicas distintas de las sociedades mercantiles.

ii) Por su parte, el artículo 217 ejusdem, que trata nombramientos, prevé que el nombramiento de contralor o liquidador se hará de la lista que para dichos efectos elabore la Superintendencia de Sociedades.

Si bien la norma no señala expresamente quien nombra al contralor, no es menos cierto que el nombramiento del mencionado auxiliar de la justicia, le corresponde única y exclusivamente al juez del concurso, el cual deberá ser escogido de la lista elaborada por Supersociedades, tal como se desprende de la disposición que a continuación se analiza, aplicable al concordato por remisión expresa del artículo 213 ya mencionado.

iii) A su turno, el artículo 98 op.cit., dispone que en la providencia de apertura. "La Superintendencia de Sociedades (o los jueces Civiles del Circuito Especializados, y a falta de estos, por los Civiles del Circuito) en la providencia que ordene la apertura del trámite del concordato deberá:

1. Designar un contralor, con su respectivo suplente, tomado de la lista que para tal efecto lleve la Cámara de Comercio del domicilio del deudor.

(…)". (Se subraya).

iv) Ahora bien, la junta provisional de acreedores tiene como función primordial la de elaborar un proyecto de acuerdo concordatario viable. Para tal efecto estudiará la fórmula sugerida por el deudor y procederá a modificarla o reemplazarla por otra, si fuere el caso.

Para el cumplimiento de su cometido, podrá ejercer las facultades a que alude el artículo 115 de la Ley 222 de 1995, a cuyo texto se remite el Despacho, advirtiendo que donde se habla de la Superintendencia de Sociedades, debe entenderse el juez del concurso.

v) En cuanto a la forma en que Junta Provisional de acreedores toma sus decisiones, se observa de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 112 ídem, la junta elegirá un presidente que será escogido de entre sus miembros y un secretario. Todas las decisiones se adoptarán por mayoría de votos. De las reuniones se levantarán actas suscritas por el presidente o el secretario, las cuales se harán constar en un libro de actas. Copia de las mismas deberá enviarse por el secretario al juez del concurso, dentro de los cinco días siguientes a cada sesión.

vi) Entre las funciones deferidas por la ley al juez del concurso, se encuentra la de designar la junta provisional de acreedores, con sus respectivos suplentes personales (numeral 2 del artículo 98 ibídem).

Es de advertir, que dentro de las funciones asignadas al contralor, se encuentra la de convocar cuando lo estime conveniente a la junta provisional de acreedores Numeral 6 del artículo 108 ejusdem).

vii) De otra parte, se precisa que las funciones de juez del concurso se centran en tramitar el proceso concordatario en la forma y términos estipulados en la precitada ley, entre las cuales se encuentran las siguientes: admitir o no la solicitud de admisión al referido trámite concursal, nombrar la junta provisional de acreedores y al contralor con sus respectivos suplentes, ordenar la notificación a los acreedores mediante emplazamiento, comunicar de inmediato a los acreedores la apertura del proceso, para que se hagan parte dentro del mismo, ordenar a la Cámara de Comercio la inscripción de dicha providencia, decretar las medidas cautelares sobre los bienes de propiedad de deudor, ordenar la cancelación y restablecimiento de gravámenes, impartir las autorizaciones para el pago anticipado de acreedores, correr traslado de los créditos, resolver las objeciones impetradas contra los créditos, calificar y graduar los mismos, convocar a audiencia preliminar, final y de incumplimiento, para los efectos previstos en los artículos 129, 130 y 132 op. cit., aprobación del acuerdo concordatario, declarar cumplido el mismo¸ etc.

Otra facultad asignada al juez del concurso, es la de remover al contralor, de oficio o a petición del deudor o de la junta provisional de acreedores, siempre que exista causa comprobada que lo justifique (artículo 109 ídem).

viii) Respecto a las funciones del contralor, se anota que el artículo 108 de la Ley 222 tantas veces citada, prevé que el contralor es un auxiliar de la justicia a quien le corresponde analizar el estado patrimonial del deudor y los negocios que hubiere realizado dentro de los últimos tres años, evaluar la fórmula de arreglo presentada con la solicitud de concordato y conceptuar sobre la viabilidad de la misma. Para tal efecto tendrá las siguientes facultades:

1. Examinar los bienes, libros y papeles del deudor.

2. Comprobar la realidad de los recaudos y erogaciones del deudor ocurridos durante el lapso antes indicado.

3. Rendir dentro de los veinte días siguientes a su aceptación un informe preliminar a la Superintendencia de Sociedades y a la junta provisional de acreedores, sobre la situación contable, económica y financiera del deudor, así como sobre la viabilidad de la fórmula de arreglo presentada por él. También podrá recomendar el levantamiento de medidas cautelares o gravámenes.

4. Rendir informes mensuales a la Superintendencia de Sociedades y a la junta provisional de acreedores sobre la situación de la compañía y las fórmulas de arreglo en discusión.

5. Comunicar a la Superintendencia de Sociedades para los efectos a que haya lugar, la ocurrencia de alguna de las causales previstas en la ley para que proceda la remoción de los administradores, cuando en desarrollo de su labor compruebe dicha circunstancia.

6. Convocar cuando lo estime conveniente a la junta provisional de acreedores.

De otra parte, se anota que el aludido auxiliar de la justicia puede desempeñar el cargo de secuestre o albacea de bienes antes de entrar en la etapa de liquidación forzosa de bienes, toda vez que no existe prohibición alguna al respecto, y en el evento de que no cumpla con sus funciones puede ser removido del cargo por el juez del concurso a solicitud de cualquiera de las personas a que hace referencia el artículo 109 ya citado.

viii) La designación del contralor y su suplente se hará de la lista que para su efecto elaboren las cámara de comercio, tal como lo señala el artículo 106 de la mencionada ley, lo cual supone que las personas allí inscritas han sido seleccionadas de acuerdo a su perfil y a su capacidades para tal efecto, y en tal virtud no se puede nombrar una persona que no esté registrada en la lista de auxiliares de la justicia que lleva la Cámara de Comercio, ni que sea idónea para ocupar el cargo de contralor.

ix) De otro lado, se observa que la ley no previó la facultad de que el contralor pudiera contratar servicios profesionales relacionados con su cargo. No obstante, este Despacho considera que el mencionado contralor si puede designar auxiliares para tal efecto, siempre y cuando se justifique tal decisión y sea autorizado previamente por la junta provisional de acreedores.

x) Finalmente, se observa que la ley no previó que cuando fallezca el deudor concursado en el transcurso del trámite concordatario, se debe notificar a los herederos determinados e indeterminados, como si lo hizo respecto del proceso de sucesión, pues ante dicha circunstancia el proceso continúa su trámite normal hasta su culminación.

xi) En resumen, se tiene que: a) que el régimen de los procesos concursales de que trata la Ley 222 de 1995, se aplica única y exclusivamente a las personas naturales no comerciantes a las jurídicas diferentes de las sociedades comerciales; b) que el nombramiento del contralor le corresponde al juez del concurso; c) que las funciones de la junta provisional del acreedores se encuentran consagradas en el artículo 98 ibídem; d) que las decisiones de la susodicha junta se tomarán por la mayoría de votos; e) que entre las funciones asignadas al controlar se encuentra la de convocar a la junta provisional de

acreedores; f) que las atribuciones del juez se encuentran consignadas en la citada ley; g) que las funciones del contralor se encuentra consagradas en el artículo 108 ejusdem, y en caso de incumplimiento de las mismas puede ser removido del cargo por el juez del concurso; h) que el contralor y su suplente deben ser escogidos de la lista que para su efecto elaboren las cámaras de comercio, sin que sea viable designar una persona que no figure en la misma ni mucho menos que no sea idónea para desempeñar dicho cargo; i) que el contralor puede contratar auxiliares siempre y cuando lo autorice la junta provisional de acreedores; y j) ante la muerte del deudor el proceso concursal sigue su curso normal hasta su terminación.

Super - Sociedades: